West Kendall OBGYN

Quejas comunes

Náuseas y vómitos (mareos matutinos)

Esta una de las quejas más frecuentes durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre. Las hormonas pueden causar náuseas matutinas, pero suelen desaparecer al principio del segundo trimestre (alrededor de las 14 semanas). Si estas esperando más de un bebé, las náuseas matutinas son más probables y pueden durar más tiempo.

Prueba estos consejos para obtener alivio:

  • Levántate de la cama lentamente
  • No pases mucho tiempo sin comer
  • Come pequeñas comidas con más frecuencia a lo largo del día, para que tu estómago no esté vacío
  • Las galletas saladas ayudan a calmar el malestar estomacal
  • Come comidas nutritivas altas en proteínas y bajas en grasa
  • Come alimentos suaves y fáciles de digerir, como: tostadas, galletas, plátanos, arroz y manzanas
  • Intenta alejarte de olores y sabores que te produzcan náuseas
  • Mantente hidratada
  • Puedes usar una banda o pulsera anti-nauseas
  • Descansa lo suficiente
Micción frecuente

Al principio del embarazo, aumenta la circulación de líquidos en todo tu cuerpo y tus riñones se adaptan trabajando de manera más eficiente. A medida que el útero se expande, ejerce presión sobre la vejiga, lo que te hace ir al baño con más frecuencia.

Recomendamos:

  • Mantente hidratada
  • Usa el baño cuando sientas la urgencia
  • Inclínate hacia adelante al orinar para ayudar a vaciar la vejiga
Sensibilidad de los senos

El dolor o la sensibilidad en los senos pueden aparecer al principio del embarazo, generalmente entre las seis y las ocho semanas. Tus pechos pueden crecer durante todo el embarazo, pero la sensibilidad suele disminuir en el cuarto mes.

Recomendamos:

  • Usar un sujetador deportivo de apoyo
  • Usar un sujetador cómodo para dormir que brinde soporte durante la noche
  • Elige ropa holgada que no ejerza presión sobre los senos
  • Consulta son tu medico las opciones para aliviar el dolor
Estreñimiento

Durante el embarazo, el aumento de los niveles hormonales (progesterona) puede enlentecer el sistema digestivo y causar estreñimiento, distensión abdominal, retraso del vaciado gástrico.

Recomendamos:

  • Tomar suficiente agua
  • Consumir una cantidad adecuada de fibra diaria*
  • Hacer ejercicios regularmente
  • Usar el baño cuando sientas la urgencia de evacuar

*Buenas fuentes de fibra incluyen: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y salvado. Los cereales integrales son la avena en hojuela, el arroz integral, cebada y maíz (incluyendo las palomitas de maíz). El salvado es la cubierta exterior de cereales como el maíz y el trigo. Se utiliza como ingrediente rico en fibra en cereales y otros alimentos.

Dolor de espalda

Extremadamente común, especialmente durante el tercer trimestre. Es causado por el cambio en la postura a medida que tu cuerpo se ajusta al útero en expansión a medida que crece tu bebé.

Recomendamos:

  • Cambia de posición regularmente mientras estás de pie
  • Utiliza calzado que te proporcione apoyo
  • Eleva tus pies mientras estas sentada
  • Usa un cinturón de maternidad para soporte lumbar
  • Ejercicios de estiramiento
Calambres en las piernas

La fatiga del embarazo debido al peso adicional del bebé, la compresión de los vasos sanguíneos en las piernas, la dieta (exceso de fósforo o falta de calcio o magnesio) y los cambios hormonales son factores que pueden provocar calambres en las piernas. Normalmente, los calambres en las pantorrillas o los muslos empeoran por la noche.

Recomendamos:

  • Tomar un baño de agua tibia por la noche, ayudará a relajar todos los músculos, incluidos los de las piernas
  • Mientras estas en la cama, estira los talones apuntando hacia arriba y haz ejercicios como: poner los pies de puntillas, estirar y contraer
Dolor en los ligamentos redondos

Los ligamentos redondos sostienen el útero en la pelvis. A medida que el útero crece, los ligamentos se estiran y engrosan para acomodarse y sostenerlo. Estos cambios pueden causar dolor en uno o ambos lados de la pelvis. El dolor puede comenzar en la ingle y desplazarse hacia arriba y hacia las caderas. También puede presentarse como un dolor sordo después de un día activo.

Recomendamos:

  • Baños de agua tibia
  • Flexionar las rodillas hacia el abdomen
  • Acostarse de lado con una almohada bajo el vientre
  • Disminuir la actividad fisica si es necesario
Contracciones de Braxton Hicks

Contracciones sin dolor e irregulares de la parte baja del abdomen y la ingle, a menudo con una sensación de tensión en el útero. Estas son “entrenamiento” para las contracciones del parto y pueden ocurrir durante el segundo y tercer trimestre.

Recomendamos:

  • Registrar las contracciones: contar y medir la frecuencia, duración e intensidad de las contracciones
  • Acostarse de lado izquierdo
  • Toma más líquidos – mantente hidratada
  • Ponte en contacto con tu médico si las contracciones continúan durante más de dos (2) horas
Hinchazón

El retorno sanguíneo a través de las venas se ve comprometido durante el embarazo, lo que provoca retención de líquidos en pies, tobillos y manos.

Recomendamos:

  • Consultar al médico para descartar condiciones o patologías importantes del embarazo que cursan con edema o hinchazón
  • Ingesta adecuada de líquidos
  • Elevar los pies por la noche
  • Usar calcetines / medias  de compresión