West Kendall OBGYN

Relaciones sexuales

Relaciones sexuales durante el embarazo

Es perfectamente seguro tener relaciones sexuales durante el embarazo a menos que tu proveedor de salud te haya indicado lo contrario.

Los cambios en la libido son normales durante el embarazo. El aumento del flujo sanguíneo a la zona pélvica y también unos pechos más grandes y firmes pueden aumentar tu interés y disfrute o por el contrario los pechos sensibles, las náuseas y la fatiga pueden hacer que el coito te resulte menos atractivo.

En la mayoría de los casos, las relaciones sexuales durante el embarazo no dañan al feto y no son causa de aborto espontáneo. Tu bebé está bien protegido por el abdomen, el líquido amniótico y el tapón mucoso cervical, que impide que el semen y las bacterias entren en el útero.

Los orgasmos pueden provocar contracciones; sin embargo, la mayoría de las investigaciones indican que, en un embarazo normal, no provocan un parto prematuro.

El sangrado vaginal después de las relaciones sexuales puede ocurrir, pero si persiste, debes informar a tu medico

Recomendamos:

  • Uso de lubricantes artificiales a base de agua si sientes resequedad
  • Los preservativos o condones son seguros durante el embarazo
  • La mayoría de las posiciones sexuales están permitidas, siempre que te sientas cómoda
Abstinencia durante el embarazo

Abstente de tener relaciones sexuales durante el embarazo si:

  • Si tu medico aconsejó la abstinencia
  • Sangrado vaginal inexplicado
  • Placenta baja o previa
  • Hematoma subcoriónico o retro-placentario
  • Pérdida de líquido amniótico
  • Si su bolsa amniótica está rota (aumenta el riesgo de infección)
  • Cuello uterino corto o comienza a abrirse prematuramente (incompetencia cervical)
  • Antecedentes de parto prematuro
  • Embarazo múltiple (gemelos / trillizos)